Beber agua antes de las comidas te ayuda a adelgazar [Estudio]

Muchas veces hemos hablado de la importancia del agua, pues mantenernos hidratados es esencial para que el cuerpo siga quemando calorías. Hoy queremos mostrarte un estudio que revela datos interesantes, según los cuales es mucho más sencillo adelgazar si bebes agua antes de cada una de tus comidas fuertes; un tip que deberías comenzar a aplicar en tu rutina diaria si todavía no te estás hidratando lo suficiente.

agua

Para llevar a cabo esta investigación se reclutó a un grupo de más de 80 personas que padecían obesidad, de las cuales se registró el peso antes de que comenzaran a aplicar esta medida.

Acto seguido se los separó en dos grupos iguales que se mantuvieron en observación. Al primer grupo se le pidió ingerir 500 mililitros de agua 30 minutos antes de tomar el desayuno, la comida y la cena, mientras que el otro simplemente debía esforzarse por imaginar que tenían el estómago lleno, previamente a estas comidas. Los resultados que se obtuvieron al final fueron muy interesantes.

Tras doce semanas de observación, se supo que los individuos del primer grupo había perdido 1,3 kilos más que el resto de sus compañeros. Ellos no solo se habían moderado más al consumir sus alimentos, sino que también habían sentido menos hambre.

Lo más importante fue que el estudio también contemplo varias características generales, como la edad, el sexo y la raza a la que pertenecían estas personas. Esto demuestra que sin lugar a dudas, el agua es muy importante para perder peso y acelera la quema de calorías. Lo mejor como ya se mencionó, es hacerlo antes de tomar una comida fuerte, ya que te aporta saciedad y hará que puedas medirte con tus alimentos, sin que sientas que te quedas con hambre.

Y tú, ¿te animas a tomar más agua cada día? ¿O te parece muy complicado?

Trucos para beber más agua en tu día a día

Siempre se nos dice lo recomendable que es beber dos litros de agua al día, no solo para mantenernos delgados, sino también porque eso nos ayuda a liberar toxinas del organismo y por supuesto, a conservar nuestra energía e hidratación. Pero sabemos también que a veces, no todos encuentran tan fácil estar bebiendo agua constantemente. A algunas personas no les gusta el sabor de este líquido al natural, otras no pueden acordarse de beber la suficiente y otras más, no pueden concebir acompañar su comida sin jugo o refrescos. Es por eso que en el artículo de hoy te brindamos algunos trucos que serán muy útiles para que te hidrates mejor.

agua

  • Prueba el agua con gas. No es lo mismo que el refresco pero si te has acostumbrado a este último, el agua gaseosa es una buena alternativa, ya que está libre de calorías.
  • Mide el agua que consumes en vasos. Debes tomar ocho todos los días y puede ser más fácil de lo que piensas. Dos en la mañana, dos después de mediodía, dos en la tarde y otros dos antes de acostarte.
  • Consume agua saborizada. Es deliciosa y mucho más saludable que los jugos y los refrescos. Si eres de los que prefieren beber algo con buen sabor junto a sus comidas, esta es la mejor alternativa que tienes.
  • Siempre lleva una botella de agua contigo. Tenla a la mano en tu oficina, en tu auto, cuando salgas de compras y hasta en tu habitación. Te recordará que tienes que conservarte hidratado.
  • Come más frutas y verduras. Las frutas y muchos vegetales, están conformados por una gran cantidad de agua y son totalmente aconsejables en la dieta de cualquier persona.
  • Otro buen truco es beber un vaso de agua antes y después de tu comida más importante del día.

¿Cómo dejar la adicción por el refresco?

Un problema que tienen varias personas cuando quieren bajar de peso, es lo difícil que les resulta dejar de tomar refresco, una bebida que si bien es deliciosa también es una auténtica barrera para bajar de peso a largo plazo. Y es que el problema de estas bebidas es precisamente, la adicción que pueden llegar a provocar con su elevado nivel de azúcar y saborizantes. No es extraño que haya infinidad de gente a la que le disguste el agua natural pero en cambio, tomen hasta más de un litro de refresco al día.

refrescos light

¿Cómo es posible entonces hacer a un lado esta dependencia? Aunque puede que te parezca una misión imposible, la verdad es que solo necesitas hacer uso de toda tu fuerza de voluntad y poner en práctica los siguientes consejos:

  • No comprar absolutamente nada de refresco. Lo más fácil para dejarlo a un lado, será que no lo tengas en tu cocina y que no lo pidas a donde quiera que vayas. Esto también será beneficioso para tu bolsillo.
  • Opta por el agua de sabor. Si no te gusta beber agua natural, siempre puedes elegir una opción más deliciosa. Hay bastantes marcas de agua saborizada que no te aportan calorías. Por otro lado, las infusiones también son una alternativa genial.
  • Lleva siempre una botella de agua contigo. Te será muy útil para satisfacer tu sed de inmediato y no te dará tiempo de ir por refresco. Si lo piensas bien, esto no es nada complicado de llevar a cabo. Además, mientras estas en casa una buena forma de hacerse el habito de beber agua es tener en tu habitación un dispensador de agua, de esta manera tendrás mas accesible este vital líquido sin necesidad ir hasta la cocina. Hay todo tipo de tamaños y diseños de dispensadores, en paginas de clasificados encontraras muchos anuncios publicitarios con bastante variedad en cuanto a calidad y precio.
  • Comprueba los resultados. El ver que has bajado aunque sea unos cuantos gramos, después de una semana o no, será un aliciente que te anime a continuar sin beber refresco. Con el tiempo, te vas a ver y a sentir mejor.

¡Dejar de lado los malos hábitos es posible si tú así lo deseas!