5 bocadillos que están permitidos por la noche

Todos hemos sentido en ocasiones ganas de comer algo antes de irnos a dormir, y más cuando es una noche en la que nos hemos desvelado por trabajo o simplemente, por ver televisión o estar en la computadora. Aunque no es muy recomendable comer a deshoras, de vez en cuando no pasa nada si te das un gusto para calmar el hambre. Chécate los bocadillos saludables que te recomendamos a continuación y que puedes consumir sin culpas al ir a la cama, y verás lo fácil que es mantenerte en tu peso.

bocadillos

  1. Galletas integrales. Son ligeras y perfectas para calmar el antojo. Busca unas con poca grasa y un alto contenido de fibra, para ayudar a tu digestión aunque estés durmiendo. Si las prefieres acompañadas, lo mejor es untarlas con un poquito de queso cottage o aceite de oliva.
  2. Chocolate amargo. En este blog, ya hemos mencionado muchas veces las ventajas de este tipo de chocolate frente a los demás. La variedad negra o amarga tiene muchos antioxidantes estupendos para el organismo y mucha menos azúcar.
  3. Palomitas naturales. Las palomitas de maíz son un snack perfecto y con pocas calorías, siempre y cuando no tengan mantequilla ni otros aditivos. Evita también comprarlas en supermercados y mejor opta por las semillas para calentar en casa, pues así evitas los conservadores.
  4. Yogurt griego. La ventaja más importante de este alimento es que es una fantástica fuente de proteína, bajo en grasas y azúcares y muy eficiente para quitarte el hambre en los peores momentos.
  5. Las bayas y frutos secos. Nada como un pequeño tazón con bayas y frutos como nueces o almendras, ya que son bajos en calorías y ricos en aceites Omega y antioxidantes.

Ten a la mano cualquiera de estos bocadillos para que no te vayas a la cama hambriento.

¿Qué alimentos son más recomendables para comer por la noche?

Es un hecho que no podemos irnos a la cama con el estómago vacío pero cuando queremos adelgazar, siempre existe esa duda de que es lo que deberíamos comer para evitar arruinar la dieta. No hay que olvidar después de todo, que al acostarse el organismo trabajara más lento por horas. Es por eso que resulta tan importante que hagas buenas elecciones para cenar. El día de hoy, te mostramos cuales son las opciones más recomendables para ingerir a dicha hora. ¿Te las vas a perder?

noche

  • Opta por las proteínas. Son tus mejores aliadas para satisfacer el hambre nocturna, ya que no contienen muchas grasas y favorecen el crecimiento del tejido muscular. Otra ventaja con la que cuentan es que aumentan el triptófano en el organismo, una hormona que está relacionada con el sueño y el buen descanso. Entre los alimentos de esta clase se encuentran las carnes blancas, como el pollo, el pavo y el pescado y los huevos.
  • Los vegetales siempre son la mejor alternativa. Son ligeros y saciantes, además de contar con cantidades muy bajas de calorías. Comer una ensalada pequeña por la noche es una gran medida para bajar de peso, y en especial si la haces con variedad de verduras. Estas también tienen vitaminas que son muy necesarias para el organismo, y resultan ideales para acompañar a tus proteínas. Los mejores vegetales son los de color verde oscuro como las espinacas y las acelgas.
  • También está permitido comer algunas legumbres. Por último, hay cietas leguminosas que definitivamente te quitarán el hambre para que vayas a descansar con el estómago lleno. El arroz integral y la soja por ejemplo, constituyen una cena muy aconsejable siempre y cuando te moderes con las porciones. No olvides que precisamente tu última comida debe ser la más liviana de todas.

¿Por qué cenar es tan importante?

Así como hay quienes erróneamente se saltan el desayuno, los hay quienes prefieren irse a la cama con el estómago vacío, pensando que este hábito les ayudará a adelgazar más rápido. Esto no solo es algo malo sino que también le puede afectar a tu organismo de maneras muy negativas y hacerte subir de peso mientras duermes. Existen muchos mitos y preocupaciones en torno a la última comida del día, que te pueden hacer dudar a la hora de llevarla a cabo. ¡Qué no se conviertan en una razón para que pases hambre antes de ir a dormir! A continuación te presentamos algunas razones por las cuales, no deberías hacerlo.

cenar

  • Cenar regula tus niveles de azúcar. El índice glicémico del organismo está relacionado con la frecuencia con la que comemos. Cuando no te alimentas bien, este se descontrola y ocasiona que tengas más hambre. Si cenas moderadamente puedes evitar esto y controlar mejor tu apetito cuando vayas a desayunar.
  • Puedes construir músculo mientras estás durmiendo. Cenar proteínas como un poco de pescado o jamón de pavo, es una manera sensacional de continuar construyendo tejido muscular cuando tu cuerpo está en reposo, lo cual es bueno si quieres quemar más calorías sin esforzarte demasiado.
  • Es bueno para controlar el hambre y evitar los «snacks» de medianoche. Si no quieres que tu estómago te despierte a altas horas de la noche, lo mejor que puedes hacer es consumir ciertos carbohidratos como el arroz integral o los plátanos, que no se transforman en grasa a diferencia de otros alimentos.
  • Evita el efecto rebote. Privarte en exceso de alimentos es contraproducente, ya que le envías la señal a tu metabolismo de que «hay escasez de comida» y en respuesta aumenta sus reservas de grasa. Es por eso que lo mejor que puedes hacer es alimentarte a tus horas y no dejar de cenar.

¿Cómo debes cenar para bajar de peso?

La cena es una comida respecto a la cual se suelen tener bastantes dudas. Se sabe que debe ser el alimento más ligero del día no solo si quieres adelgazar, sino porque tu organismo en general trabaja de manera más lenta durante las noches. No obstante, esta regla provoca que muchas personas cometan el error de optar por saltarséla e irse a dormir con el estómago vacío; algo que puede ser contraproducente y hacerte aumentar de peso. Por eso es conveniente que sepas como debes cenar para mantenerte en forma y evitar tener hambre a medianoche.

cenar

Hay cuatro claves que tienes que seguir para que tu cena sea perfecta:

  • Incluye proteínas magras. Es importante que las consumas al final del día, ya que contienen muy poca grasa y harán que te sientas satisfecho. Las más recomendadas son el salmón y el pollo.
  • Consume carbohidratos complejos. A diferencia de otros carbohidratos, estos te ayudan a perder peso ya que tienen un efecto de saciedad que disminuye tu apetito. El arroz integral, las lentejas y la quinoa, son algunos de los más aconsejables.
  • Opta por vegetales verdes. Olvídate de los que contienen almidón como las patatas, ya que estos son más aconsejables para la hora de la comida. En vez de eso consume verduras como las espinacas, los esparrágos y el brócoli.
  • Bebe infusiones. Lo bueno de una infusión es que además de ser una bebida ligera y reconfortante, también te puede ayudar a dormir mejor. Hay una gran variedad de tés que son deliciosos y que puedes preparar antes de ir acostarte.

En general puedes guiarte por los consejos anteriores para improvisar tus menús para la cena, siempre cuidando las porciones que vayas a comer. De esta forma te sentirás con energía al despertar y seguirás bajando de peso sin preocupaciones.

Dieta con un color para cada comida

Un buen consejo que se ha puesto de moda a la hora de variar nuestras comidas, es basarnos en el color de los alimentos para asegurarnos de que estén bien balanceadas. Lo cierto es que este es un método más entretenido y eficaz de alimentarse sanamente, sin tener que estar contando calorías o recurrir  las mismas opciones a cada rato. Claro está que mientras más variedad de colores haya, podremos elegir entre un amplio surtido de vegetales, frutas, cereales y legumbres, sin excluir las carnes.

color

Un buen ejemplo para organizar las comidas que consumiràs a lo largo del dìa siguiendo esta regla, es el siguiente:

  • Para el desayuno. Uno o dos huevos tibios (color amarillo), un pequeño tazón de frutas como fresas, manzanas o cerezas (color rojo) y licuado a base de frutas y/o vegetales (color verde).
  • Para la comida. Un filete de pescado o pollo a la plancha (color blanco), ensalada de vegetales mixtos (color verde) y gelatina light de postre (color azul).
  • Para la cena.Una porción de arroz integral (color café), ensalada de diferentes verduras (color verde) y algunas galletas integrales para acompañar (color amarillo).

Para picar entre comidas puedes incluir diferentes semillas y frutas, en los que también observes un color en especial o varios.

Otro excelente consejo en el que aplica la regla de hoy, es aquel que te dice que lo más aconsejable es consumir 5 vegetales y 5 frutas de colores diferentes al día. Como tú bien sabes, son ricas en antioxidantes y vitaminas, y tener en casa aquellos que muestren más de un color, es una forma perfecta de asegurarte de que consumes lo suficiente para mantenerte sin hambre y con mucha energía.

¿Qué te parece? Sin duda esta es una manera muy práctica de elaborar comidas completas sin desgastarte pensando en cuales son las mejores opciones, ¿no crees?

Como evitar comer por las noches

Otro de los conflictos a los que muchas personas se ven enfrentadas en su lucha por bajar de peso, es la ansiedad que tienen por comer a altas horas de la noche. Como debes saber, esto no es nada recomendable puesto que es durante este horario, cuando el metabolismo se mantiene menos activo y existe más riesgo de aumentar los depósitos de grasa; en especial si asaltas tu alacena a deshoras.

Pero el hambre puede ser precisamente nuestro peor enemigo y no es tan fácil hacer de lado este hábito, ¿verdad?

No te preocupes, porque precisamente hoy te brindaremos unos cuantos consejos que te ayudarán a hacerle frente a esta costumbre poco saludable. Toma nota de cada una de ellas.

  • cenar por las nochesRealiza todas tus comidas del día. Alimentarte bien y quedar satisfecho es la mejor manera de evitar la ansiedad por las noches. Recuerda que estas deben ser balanceadas para aportarle al cuerpo todos los nutrientes que necesita, pues de esta manera no sentirás la necesidad de comer más. También es ideal llevar a cabo 5 o 6 comidas pequeñas diarias.
  • No te acuestes muy tarde. El estar levantado hasta altas horas de la noche, te hace más propenso a tener ganas de ir a buscar un bocadillo. Además, recuerda que el descanso también es necesario para adelgazar.
  • No compres comida chatarra o golosinas. Muchas veces, lo que se siente no es hambre sino un fuerte antojo por este tipo de comida. Lo mejor es que evites tenerla disponible en tu cocina, pues sabiendo que se encuentra ahí puede ser más sencillo que bajes a comer esas papas fritas que tanto te gustan o por unas cuentas galletas.
  • Ten un vaso de agua a la mano. El agua es tu mejor amiga para calmar el hambre. Asegurarte de tenerla presente en tu dormitorio es excelente para no picar algo de noche.

4 cenas fáciles para adelgazar

La cena es una de las comidas que más confusión suele crear en las persona que buscan adelgazar. Se dicen tantas cosas al respecto, que a muchos les resulta difícil hacer una elección correcta al momento de preparar sus cenas. De entrada te decimos que lo más seguro es evitar el ázucar y las harinas.

A continuación, te recomendamos 4 platillos sabrosos y seguros que puedes consumir por las noches, sin preocuparte de las calorías extras. Síguelos al pie de la letra y te darás cuenta, de que es más sencillo bajar de peso.

  • Salmón a la plancha

cenas para bajar de pesoCocina un filete de salmón a la plancha y añadéle sabor con un poco de jugo de limón y especias, no utilices aceite. Acompañálo con una ensalada en donde incluyas vegetales frescos como el tomate, los pepinos y las alcachofas, que puedes preparar al vapor. Puedes agregarle un poco de vinagre balsámico, ¡pero no utilices aderezo!

  • Pechuga de pavo

Prepara una pechuga de pavo al horno, añadiéndole cebollas, zanahorias, brócoli y coliflor. Se vale añadir alguna yerbas aromáticas para mejorar su gusto.

  • Omelette de vegetales

En un recipiente coloca dos claras de huevo y mezclalas con algo de leche descremada o baja en calorías. En un sartén pon a cocer algunos vegetales como tomates, zanahorias, calabacines y espinacas. Una vez que esten dorados, retíralos y vierte la mezcla de huevos y leche. En cuanto comience a solidificarse, pon los vegetales en una mitad y dobla el omelette encima de ellos. Retíralo cuando termine de cocinarse.

  • Sopa de lentejas

Coloca unas lentejas a cocer dentro de una olla, con algunas verduras cortadas de trozos y el caldo de los mismos. Agrega pimienta y muy poca sal, además de algunas especias. También puedes añadir unas gotitas de salsa picante. Espera a que se cocine para servirla bien calientita.

Encontraras mas alternativas para adelgazar en el Método Gabriel.